Esta planta es capaz de prevenir y tratar el lupus, artritis, fibromialgia, tiroides y más.

En las plantas podemos encontrar soluciones naturales a muchos problemas de salud. Estas han sido usadas desde la antigüedad antes de que existiera la medicina natural. Aun en nuestros días podemos escuchar de recetas antiguas para curar diversas enfermedades.  Y de que funcionan está comprobado, aunque a veces se necesita ser persistente para poder ver los resultados, esto resulta la mejor opción ya que no tiene daños colaterales.

La mayoría de  veces las enfermedades son provocadas por factores externos. Tales como, la contaminación ambiental, el sedentarismo, el estrés y por la mala alimentación. Muchas veces descuidamos nuestra salud pensando que lo solucionaremos a bese de medicamentos, aunque a veces se puede, hay enfermedades que no tienen vuelta atrás y debemos prevenirlas. Otras veces la solución sale muy costosa.

Ante todo esto tenemos  la medicina natural que nos ofrece grandes soluciones tanto curativas como preventivas , además de que todos tenemos acceso a ella, es de muy bajo costo y con ella podemos prevenir y tratar cualquier enfermedad por la que nos vemos afectados a causa de los factores que influyen para dar paso a las mismas. En esta ocasión vamos a conocer cómo tratar una varias de esas enfermedades usando Tomillo. Esta es la solución para la tarea de salud preventiva y curativa.

El tomillo es una planta milagrosa, contiene minerales como el potasio, el hierro y el calcio que ayudan a regular la presión arterial. Otros beneficios que puedes obtener de él son: contribuye a la formación de glóbulos rojos, actúa como un antioxidante natural, sirve para combatir el vértigo, la fibromialgia, el lupus, la artritis reumatoide, la esclerosis múltiple, la fatiga crónica y la tiroiditis de Hashimoto, sirve para tratar la tos, la bronquitis, el dolor de garganta, la laringitis y el asma, entre otras funciones.

Para realizar una bebida para tratar y curar estas enfermedades con el tomillo debes tener estos sencillos ingredientes:

-Un puñado de tomillo (seco o fresco)
-1 taza de agua

Como preparar:

Pon a calentar agua hasta encontrar el punto de ebullición, mientras coloca un puño de Tomillo, previamente lavada, en un recipiente. Posteriormente vierte el agua caliente en el recipiente con el Tomillo, deja reposar, luego cuela para retirar las partes solidas restantes. Puedes endulzar la bebida con miel. Toma una taza de esta bebida cada mañana el tiempo que consideres necesario o hasta que esté completamente recuperado.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *